SUDESTADA

Todo empezó un lluvioso medio día , teníamos una reserva en SUDESTADA y un hambre que prometía . Al llegar al restaurante ya te das cuenta de que es un sitio por encima de la media, tiene una fachada elegante, un comedor bonito y buena música. Mesas anchas con mantelería blanca impoluta, vajilla a juego y…